ESPACIOS PÚBLICOS EN LA DESESCALADA

ESPACIOS PÚBLICOS DE PARLA EN LA  DESESCALADA

El confinamiento al que ha sido sometida la población ha vuelto a poner de manifiesto la importancia de los espacios públicos para la vida colectiva. A corto y medio plazo las calles, las plazas, los parques y la naturaleza que rodea Parla son (y serán) escenarios imprescindibles para nuestra vida social y desplazamientos cotidianos (comprar, ir a la farmacia o al banco, hacer deporte, pasear, reencontrarnos con amigos y familiares, etc,etc). Pero para que estos espacios cumplan estas funciones y garanticen el distanciamiento físico se necesita una reorganización urgente de la ciudad que favorezca fundamentalmente a peatones, ciclistas y  transporte público, utilizando el vehículo privado para desplazamientos estrictamente necesarios. Estas pautas forman parte de las propuestas de asociaciones vecinales, colectivos ecologistas y de instancias gubernamentales ( de hecho multitud de ciudades del estado español ya han puesto en marcha iniciativas en este sentido) en muchos casos con carácter permanente, respondiendo también a un modelo de entorno urbano que responde a los retos que debemos afrontar en el contexto de la crisis climática, de recursos y salud.

El plan del Ayto de Parla para la desescalada produce una gran frustración y decepción porque no responde a esta filosofía. Al concentrarse en determinadas zonas y priorizar el uso deportivo,  la mayor parte de barrios con calles de sentido único y aceras estrechas quedan fuera de este proyecto, imposibilitando a la población general mantener la distancia de seguridad. Por otro lado se olvida del papel fundamental de la bicicleta y se sigue priorizando al vehículo privado, en franca contradicción también con el plan municipal contra la contaminación aprobado recientemente por el propio ayuntamiento.

Por nuestra parte éstas son nuestras reflexiones y propuestas:

  • Personas con movilidad reducida
        • Poner en marcha un plan urgente de eliminación de barreras arquitectónicas para permitir la accesibilidad universal y el distanciamiento físico a toda la población con movilidad reducida.
        • Habilitación de plataformas u otros sistemas de accesibilidad en los transportes públicos urbanos, sobre todo en los autobuses.
  • Peatones:
        • Eliminación de señalización superflua que estrecha el espacio en las vías públicas
        • Eliminación de jardineras innecesarias en vías públicas, como en el caso de la calle Pinto, devolviendo el espacio al peatón para garantizar el distanciamiento físico.
        • Dar preferencia al  peatón en calles de un solo carril, peatonalizando la calle o calmando el tráfico.
        • Las calles de dos carriles deberían convertirse en calles de un solo carril por sentido para el tráfico de vehículos, con el otro carril para el peatón y la bici.
        • En calles de más de un carril por sentido se debería peatonalizar un carril donde las aceras no permitan la distancia de seguridad.
        • Puesta en marcha de un plan local de incentivo del caminar como medio privilegiado para mantener la distancia de seguridad y  proteger la salud colectiva. El plan debe contar con las aportaciones de personas, colectivos e instituciones de todo tipo e incluir actividades en centros educativos, por ejemplo excursiones a las localidades colindantes y espacios significativos del entorno desde el punto de vista arqueológico, medioambiental, histórico y social. También debe comportar trazados que busquen rutas con continuidad entre zonas verdes, evitando las calles con tráfico abundante.
        • Plan integral de peatonalización y calmado del tráfico de los barrios históricos de Parla (Centro, San Ramón,Barrio 84, C La fuente, etc) con una problemática importante de calles y aceras estrechas.
  • Bicicleta
        • Potenciar el uso de la bicicleta en todo el casco urbano, caminos públicos y vías interurbanas (Torrejón de la Calzada, Torrejón de Velasco, Pinto, Valdemoro, Fuenlabrada, Humanes, Griñón, etc) a través de proyecto pedagógicos variados entre la población general y la población escolar en particular , que puede incluir entre otras medidas de difusión de la bicicleta,  organizar excursiones los fines de semana para todos los públicos a espacios significativos de las ciudades y pueblos cercanos con contenido medioambiental, histórico, arqueológico, etc
        • Cursos de capacitación para niños y adultos sobre el uso de bicicleta en ciudad (centro del carril, señalización, etc)
        • Aprobación de nueva normativa sobre movilidad: defensa de integración de la bici sobre la calzada y protección y acondicionamiento de los caminos públicos  para su tránsito  (sombreado, zonas recreativas, exclusión de vehículos a motor, no permitir la caza), etc.
        • Poner en marcha un proyecto de recuperación de caminos públicos, (cumpliendo el acuerdo de pleno junio 2016 donde se aprobó su defensa ),y la puesta en valor y señalización de los caminos interurbanos
        • Señalar la necesidad urgente de un carril bici Parla-Getafe para permitir la comunicación con el centro neurálgico de RENFE más cercano; una vía de comunicación que cobrará importancia durante el periodo de suspensión del servicio de tren entre Parla y Getafe por las obras previstas.  Sería interesante la implicación de colectivos de Getafe y del  ayto para elaborar un plan viable
        • Habilitar aparcamientos de bicis vigilados y acondicionados en estación de tren, de autobuses, y en aparcamientos disuasorios en Parla Natura. Por otro lado todos los edificios públicos deberían tener aparcamientos vigilados por cámaras y la posibilidad de prestar barra de protección.
  • Zonas verdes
        • Desde una perspectiva ecosocial y feminista creemos que la situación provocada por la covid19 es un buen momento para reeducarnos y recordar que la naturaleza debe ser parte importante en todos los ámbitos de la vida cotidiana,  que somos parte de ella y que debemos cuidarla y cuidarnos, máxime en estos tiempos en los que los espacios públicos cobran una relevancia aún mayor de la que tenían antes del confinamiento por su función socializadora y para mitigar los efectos del cambio climático en la salud humana. No podemos olvidar que multitud de vecinas y vecinas está sufriendo situaciones dramáticas por el hacinamiento de personas en viviendas con espacio escaso.
      • Urge cuidar y proteger los espacios naturales que rodean Parla (Cantueña, estepas de cereal camino a Torrejón, humedal de Parla Natura, arroyo Humanejos, etc,) manteniéndolos limpios, prohibiendo la caza, impidiendo el acceso de vehículos privados a motor y sancionando el vertido de escombros, etc. También conviene señalizar las rutas a estos espacios desde el centro de la ciudad , incluyendo la participación de proyectos locales (Parla Memoria Urbana, Escuela Popular, etc.)
      • Se debe cuidar y mantener vivos los parques con flora y fauna de nuestro entorno climático, cediendo parte de su superficie a la flora y fauna salvaje para el desarrollo de la biodiversidad.
      • Es fundamental reverdecer los parques urbanos y las “plazas duras” donde el cemento y las baldosas dominan, transformándolos en espacios amables renaturalizados, con la incorporación de sombra,  tierra y fuentes, siguiendo así el ejemplo de otros espacios existentes (como el parque de la Libertad) , para permitir el encuentro y la distancia de seguridad.
      • Es indispensable un plan local para el cuidado y puesta en valor de los espacios naturales significativos y desarrollar proyectos locales de puesta en valor,  difusión y acondicionamiento del patrimonio histórico, social y medioambiental, de forma que lugares significativos (Campiña sur, arroyo Humanejos, parque cerros de la Cantueña, yacimiento arqueológico de Humanejos, humedal de Parla Natura )que llegue a todos los sectores de la población, con especial incidencia en los centros educativos, de forma que puedan ser utilizados para proyectos escolares y en general para conocimiento y disfrute de vecinas y vecinos. Por nuestra parte seguiremos desarrollando los proyectos que ya tenemos en marcha desde hace varios años en Escuela Popular relacionado con este ámbito.
      • Urge también la descentralización de centros culturales y sociales que puedan funcionar como verdaderas aulas para proyectos educativos y sociales, habilitando nuevos espacios, como el edificio singular de la plaza del bar la Liebre en la calle de Pinto.Estos locales pueden funcionar también como espacios escolares alternativos mientras duren las restricciones en las actividades presenciales en los centros escolares.
  • Entornos escolares
      • Urge reestructurar los patios escolares para que puedan albergar actividades de todo tipo. Es necesario desde ya el reverdecimiento de estos espacios sobre todo en entornos muy contaminados por el tráfico de vehículos a motor (IES Monturiol, IES Humanejos) para mejorar la calidad de la salud de la población escolar y de los barrios, transformándolos en espacios amables y permitir el distanciamiento físico para el desarrollo de las actividades variadas.
      • Ahora más que nunca es imprescindible un plan municipal de calmado del tráfico y adecuación de aceras y viario público en los entornos escolares poniendo en marcha el proyecto de “caminos escolares” que protejan a la población escolar y garantice la distancia de seguridad
  • Espacios públicos para los cuidados
    • Desde una perspectiva de socialización con mirada feminista y para ayudar a las personas cuidadoras (fundamentalmente mujeres):
      • Acondicionar y aumentar el número de bancos o elementos físicos (poyetes, etc) de descanso y las zonas de sombra en los parques y zonas públicas comunes, y así facilitar los relaciones y el encuentro social que tanto hemos echado de menos durante el confinamiento.
      • Crear más espacios públicos de encuentro, o acondicionar otros, para que las vecinas y vecinos, niñas y niños, adolescentes, jóvenes y población anciana, puedan compartir su uso y mantener la distancia de seguridad. .
      • Eliminación de elementos innecesarios de las vías públicas que dificultan los desplazamientos de niñas/os, ancianos, personas con movilidad reducida y de las cuidadoras.
      • Mejor iluminación nocturna para que las mujeres y adolescentes puedan ir tranquilas en sus recorridos cotidianos.

Animamos a la población de Parla y su entorno a participar en iniciativas encaminadas a elaborar planes comunitarios sobre los espacios colectivos, dentro de un proyecto de ciudad pensado para las necesidades de la población frente al actual modelo insostenible de “urbanismo sin límite” y por un entorno que incorpore la naturaleza como proyecto fundamental que nos protegerá también contra las pandemias y el impacto de la crisis climática.

A %d blogueros les gusta esto: